Experiencia y sentimientos

Al hablar de una experiencia siempre nos es complicado exponer mediante palabras los sentimientos, más aún cuando esta ha tenido y tiene circunstancias de notable carga emotiva.

Hemos padecido y soportado esta enfermedad como ciudadanos así como trabajadores del sistema sanitario, la labor no ha sido fácil, tampoco segura, pero hemos aprendido. Hoy somos responsables de seguir esforzándonos y adaptándonos a nuevos protocolos, confiamos en nuestro compañero y nunca tuvo más garantía un trabajo en equipo, convertidos en soñadores de tiempos no tan lejanos y  procuradores de esperanza y cuidados.

Hemos profundizado en las nuevas tecnologías para estar en contacto con familiares, donde la principal motivación ha surgido de la empatía para con nuestros pacientes, con los que hemos sufrido, luchado y salido fortalecidos, transformando cada día en una batalla ganada. Citando a  Shakespeare, cuando esto remita, “entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía más”.

Nuestra principal arma, constancia, la de nuestros pacientes,  paciencia, conformando unidos el tesón heroico que nos hace más capaces y representa el verdadero sentido de la hospitalidad.

Diana García Torralba

Enfermera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.