Post Covid, post pesadilla

Por fin llegamos al final de esta pesadilla, una pesadilla que siempre recordaremos. Lo haremos con alegría porque, aunque no hubiésemos tenido todos los medios de nuestra parte, hemos sabido anticiparnos a  los problemas y resolverlos cuando esto no ha sido posible.

Aquí quiero plasmar todo el agradecimiento y el orgullo del maravilloso equipo que considero familia. Por el apoyo que se ha recibido, la comprensión y el cariño del equipo ante situaciones difíciles. Es verdad que no ha sido fácil. Todo el mundo (profesionales y pacientes) tienen una historia atrás. Aunque a veces se hace cuesta arriba pero, por suerte, estamos más unidos que nunca.

Hay gente que tiene la creencia de que si no hay un trabajo de Enfermería basado en técnicas no se salvan vidas. Pero en nuestro caso, en la salud mental, prima la HUMANIDAD. Por desgracia hay veces que no se valora, pero en eso consiste nuestro trabajo. Actuar como actuarías con tu hijo. CUIDAR como quisieras que cuidaran de ti.

Durante el confinamiento en la Clínica las personas que están ingresadas lo han pasado mal, y ahí es donde hemos actuado y hemos estado al frente intentando hacer más fácil su estancia. Concretamente yo trabajo en el servicio de Patología Dual, un servicio en el que nuestros usuarios han estado aguantando esta situación como nadie. Pero esto ya va llegando a su fin y, aunque se esté cansado, hay que aguantar la última cuesta arriba.

Enhorabuena a todo el personal que ha luchado contra esta situación desde casa y al pie del cañón. Y sobre todo a todo el personal que ha luchado contra el virus, porque se ha contagiado o cuidando de sus mayores. Eso sí que ha sido un trabajo de verdad, un trabajo físico y psicológico, agotador. Pero esto nos demuestra que somos más fuertes de lo que creemos.

Un fuerte choque de codos a todos y a todas esas personas que han sufrido por culpa de este virus. Nunca olvidaremos, y recordaremos esta unión tan bonita que hemos establecido. Por eso dedico esta imagen (tatuaje en mi brazo de la tirita) en honor a todos por esta lucha.

Gracias compañeros/as

Alberto Soriano Romero

Enfermero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.